Acción Social

"Generales"

Esta escuela de la UCR fue fundada en un inicio para dar una formación humanista a todo aquel estudiante que pasara por esta
universidad sin importar el campo en el que este se desempeñara. Sin embargo, ahora lo que viene al caso mencionar, no es la historia de esta escuela, sino un poco de actualidad. El curso de humanidades viene en algunos casos prácticamente a ser el punto de socialización más accesible después del pretil para cada persona que pase por allí. Quizá originalmente la intención solía ser buena con la puesta en marcha de estos cursos, pero se han convertido lamentablemente en algo que sólo tiene 8 horas semanales, que depende demasiado de qué grupo de profesores puedan impartir el curso (que justamente puede cambiar completamente la estructuración de este) y que en realidad logra muy poco de los objetivos que posee. Generales podría ser una gran obra (apoyo la idea de que humanidades exista) pero de momento no cumple ningún rol trascendental (al menos en la mayoría de los casos) y en otras ocasiones, sonando quizá como no quisiera sonar al respecto, es un atraso nomás. Pero de eso puedo terminar de hablar cuando termine mi semestre.

Problemas ecológicos

Obviando esta parte, en el bloque de generales que curso en este momento, en opción seminario, tiene, teóricamente, un enfoque sobre los problemas ecológicos que atraviesa el país a nivel general. Una de las partes de la evaluación consistía en efectuar una "Acción Social" que correspondió, en conjunto con un grupo no político de la municipalidad de Curridabat, en la restauración y recuperación de diferentes parques. Nuestro trabajo se ubicó específicamente en el parque al lado del EBAIS en Granadilla. Es quizá la parte más productiva del curso, casualmente porque consiste en hacer algo. El plan era restaurar el parque, convencer a la gente de retomar el uso de cualquier parque en general e incentivar de paso algunas prácticas favorables para el ambiente.

El día

Sábado 15 de noviembre. Este era el día convenido para llegar al lugar y comenzar a trabajar. Ya antes algunos integrantes del grupo habían ido a hacer un "mural" en el parque (mm no comments). Fue realmente frustrante en un inicio arrivar y observar que la única gente informada de la actividad eramos nosotros mismos (jaja que patético). Así que esperamos unos cuantos minutos a ver qué sucedía. Para la actividad, la municipalidad colaboró con un extraño payaso (un poco pasado de peso) que tenía actividades acerca del ambiente. Luego de un rato, este hombre, con una segueta, rompió una cadena que privaba a los chicos del barrio de usar el parque. Entonces entramos, y colocamos los rótulos y puestos de juego, soltamos los balones a rodar, pero... faltaban los niños. Así que empezamos a vagar por las inmediaciones del barrio y con la música, panfletos para los padres y de puerta en puerta, logramos acercar a cerca de 40 chicos (sinceramente esta cifra rebasó por mucho mis expectativas). Después de un largo rato de juego, pintar máscaras, sembrar algunas plantas y darnos cuenta de nuestra deplorable condición física, el payaso empezó a hablar con los chicos acerca de reciclaje y otras cosas más. Unas cuantas cosas para el señor payaso de la municipalidad: 1) NO comerse a Ronald McDonald porque, como todo lo de ese lugar, engorda, 2) tomar algunas clases de buenas prácticas ambientalistas o por lo menos actualizarse un poco y 3) tomar clases de payaso. Pero bueno, obviando eso, porque al fin los chicos escucharon lo que tenían que escuchar en general (algunos chicos mostraron buenos conocimientos al respecto) se sacaron buenas cuentas de todo el asunto... Y con esta charla para los niños, terminó la jornada.

Como dijo nuestro compañero Garro, nos vamos felices porque "pudimos ver sonrisas en algunos chicos" disfrutando sanamente y se intentó que fuese el inicio de algo bueno...

1 comentarios:

omar dijo...

Pues, aunque nunca estuve de acuerdo con el metodología implementada, y todavía la Escuela de Generales no ha superado la diferenciación de Humanismo/Humanitarismo, utilizo el pensamiento de todos los cortoplacistas con esperanza: "al menos alguien hizo algo"; así que, esperemos y confiemos en que llegamos a la conciencia de la gente que vive en Granadilla, con el fin de que nuestra labor se perpetue.
Sin embargo, soy del criterio de que el ser humano valora lo que le costó obtener, y pues... nosotros fuimos iniciativa y trabajo regalados.

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.