Teatro al mediodía

Me levanto un día, cercana la hora de almuerzo (para variar), miro un rato el televisor encendido de mi casa con las noticias, y de pronto se viene una nota de esas, según llaman los periodistas, "positivas" (lo cual, bueno, se vale al lado de los estallidos de sangre que reportan minuto a minuto casualmente). Entonces, me doy cuenta que la administración de nuestro valioso Teatro Nacional decidió hacer funciones los martes cerca del mediodía, a 500 colones la entrada, con el motivo de incentivar la asistencia del público en general al teatro; las funciones ofrecidas, según ciertas declaraciones, prometieron ser de variopinto contenido artístico. De entrada, todo muy bien, tratándose de una realidad en un país como nuestra Costa Rica, muy poco próspero en cuanto a materia de cultura artística se trata (y pasando muy por alto las muestras generales de incultura en otros campos).

Dadas estas circunstancias, era inminente y hasta, podría decirse, placentero, el ver en la noticia un Teatro Nacional repleto de mucha gente que quizá pocas veces o incluso nunca había ingresado al teatro a ver una obra. Pero algo que realmente me causó gracia más que nada eran los canales y sus respectivos reporteros quienes en vez de hacer una nota que realce el sentido de la actividad, para promocionar este hecho y que la gente se 'acostumbre' al teatro, hacían preguntas a los asistentes (sacadas yo no sé de donde) como si el Teatro nunca hubiese estado allí. Da la casualidad de que muchos años atrás los teatros en general eran además de más comunes, más visitados por el público, y que con el advenimiento de la televisión, el VHS, el dvd, etc. tanto las funciones de danza, música, drama, como las funciones de cine que algunos teatros ponían a disposición, perdieron el atractivo para las nuevas generaciones.

Ahora, el Teatro (junto con todos los demás) está allí, como siempre, sin embargo se trata ahora de que toda esta gente encausada hacia allí por este tipo de actividades se nutra y se vea atrapada por los diferentes encantos que las diferentes artes puedan proveer. Es un buen esfuerzo, que se debe intentar que no sea "ir al teatro porque vale 500 colones", sino que eso sirva como llave para más teatros, más artes, más sitios y más cultura. Saludos.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.