PAC, debate: un cúmulo de expectativas

En un debate parejo y amplio, los precandidatos del PAC se abrieron a mucha más población con sus ideas respectivas. Quien supere este filtro, podrá luego jugar con parte de lo que hablase hoy y establecer su camino a seguir.

Ahora, muchas de las posturas debatidas, eran las ya pensadas. En muchos puntos, como se evidenció, las respuestas eran muy similares (a pesar de los esfuerzos de Alexis Rojas y Amelia Rueda en sus preguntas). Pero dentro de eso, cada precandidato mostró ciertas variables, quizá en el enfoque, pero no en la base. Los equipos de comunicación intentaron hacer su trabajo acompañando con rapidez en los recesos a sus respectivos partidarios, pero ciertas cosas no cambiaron mucho después de estas breves reuniones.

Ottón, con toda una experiencia en estas situaciones (y con la compañía de figuras fuertes como Alberto Salom, muy a lo cortina de humo) manejó muy adecuadamente el debate, pero quizá no innovó mucho. Hizo mucho énfasis en lo hecho previamente, en que la formación del PAC tiene una base sólida y que las posturas deben mantenerse. Pero el no mostrar más variantes hizo falta para volver a convencer a muchos de sus expartidarios, que perdieron la confianza conforme el PAC se arraigó a ciertas posiciones muy rígidas.

Epsy, desde su postulación como precandidata del PAC, se mostró como un cambio y una corriente que buscase abrir puertas, y así lo confirmó hoy. Pero el debate no le sentó muy bien, sus respuestas fueron las más esquivas y en temas como el aborto no tuvo posiciones claras sobre sus pensamientos. Flaqueó en varios de sus discursos cortos e incomodó mucho con el uso de los clichés de "Doña Juana", "Guillermo", etc. lo que le restó mucha credibilidad.
No logró dejar claro qué es lo que le separa de Ottón Solís.

Román Macaya, sin duda fue el más destacable dentro de las diversas tendencias. Y pareciera, fue el ganador de este debate pues usó de buena forma esta ventana para darse a conocer. Fuertes propuestas, respuestas directas y claras. Mostró lo que tiene y conforme avanzó el debate se fue afianzando de buena manera, inversamente a lo que mostró Epsy. Aún con esto, el problema de Macaya es que a quienes más convenció, están fuera de la tendencia PAC, y por tanto, 'muy probablemente' fuera de la convención. Así que la ganancia para Román+1 de seguro va para 2010+4.


Puntos en común: Preocupación por crisis y narcotráfico, corrupción, falta de diálogo, desempleo, estructuras estatales. Una imagen de solidez partidaria, debido a las muchas coincidencias.

Las preguntas fueron las que se vieron, las hubo unas fuertes y al grano, otras más abiertas con mayor posibilidad de escapatoria. Muchas expectativas sobrepasaron a lo que hoy se vio, que tal vez poco afectará el resultado final. Poco hay que agregar. La decisión final se toma en la urna. Quien se inscribió, decide en este caso.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.