Solarium lava un poco su cara

Pues bien, creo que aprendieron de la escogencia de preguntas de la vez pasada y personalmente reconozco que la entrevista a Román Macaya estuvo un poco más nutrida que la de Chinchilla. Con todo y preguntas para 'romper el hielo', para conocer al candidato más personalmente, el nivel subió un poco. Eso está bien. Obviamente tampoco esperaba que el programa cambiara su modalidad y las presentadoras de pronto fueran especialistas en los textos políticos. No. Sólo quería un poquito más de investigación y mejor selección de los temas, incluso en los personales.

Bien que le entraran a Macaya con que casi nadie lo conoce. Es evidente. La respuesta del "¿Por qué votar por Macaya?", vale, pues al menos reconoce que en el PAC muchos olvidaron de lo que les dio lugar, y que deben ser más pragmáticos y menos mocionistas: "salirse del monodiscurso de la ética". Como bioquímico, sus respuestas me parecen acordes. Propuestas ambientales, una que otra muy utópica por ahí, rescatar eso.

Ahora, la capacidad de negociar: "el gobierno actual no dialoga, al menos no dialoga con gente que piense diferente". No descubrió el agua tibia, pero al menos lo dijo. Esperemos que quien quede en el PAC se abra a esto, y en ese sentido, creo que todos sabemos que de quien más se puede hablar, es de Ottón Solís. Si no hay diálogo a lo interno, más difícil con otros partidos.

También, le abrieron un poquito el juego con temas que si bien 'quemados' y es un atraso que no hayan ya posiciones claras al respecto, siguen siendo buenos para discutir: la unión homosexual, el apoyo a la cultura, el ambiente. Acá él sacó las fuentes renovables.

Y qué bien que usaran la pregunta de La Nación, porque el tipo se tuvo que empezar a defender, y se sintió incomodillo. Lo más rescatable sería eso diría yo.

Mañana Ottón... Ojalá suba más para convencer, y lo pongan a pensar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.