Un par de citas sobre seguridad ciudadana

7 comentarios
Ya comenzó la guerra publicitaria sobre las pantallas de nuestros televisores hace rato. Entre chingos, pregoneros, acartonadas y pedradas estamos viendo ya todo ese arsenal al que estamos acostumbrados. Pero me sincero: odio cómo están tratando el tema de seguridad ciudadana (como Otto Guevara y su "mano dura"), y claró está, odio con muchísimas más ganas este trato xenofóbico de Luis Fishman: "no toleraremos a los delincuentes extranjeros". Ah, qué bien, si sos de otro lado te jalás, si sos tico seguí robando tuanis que nadie te hace nada... No creí escuchar semejantes pensamientos retrógrados en la televisión presentándose como algo que pretende ser "serio".

Ay, cómo quisiera que a algún político le diera por enfocarse en las causas estructurales de esa inseguridad ciudadana y que provocara reformas de raíz, y no que salgan con soluciones de periódico y panfleto. Quisiera que algún duendecillo o hada les recordara algunas cosas, cosas que en algunos casos quisiera ni siquiera se mencionaran como una propuesta en broma:

"la seguridad ciudadana no depende de que haya muchos polícias en cada esquina, sino de que haya unas ciudades con un urbanismo determinado [...], que no haya ni fracaso ni ausentismo escolar, además, que no exista un número elevado de parados, que haya medidas sociales contra cualquier tipo de marginación, que haya programas para la juventud[...]"
Lledó, Pilar

"La mano dura no es una teoría a probar. Un riguroso informe de USAID (2006) muestra cómo se aplicó en los últimos años entre otros países, en El Salvador, Honduras y Guatemala [...] En El Salvador se trató de encarar el crecimiento de las maras, sin duda un peligro público, con leyes Mano Dura en 2003 y Super Mano Dura en agosto de 2004 [...] Con la Súper Mano Dura se arrestaron 11.000 miembros de maras en un solo año. Sin embargo, el número de homicidios siguió creciendo todo el tiempo. Fueron 2172 en 2003, 2762 en 2004, y 3825 en 2005. [...] Incluso de acuerdo con algunos análisis, el encarcelamiento masivo genera efectos contrarios a los buscados [...] Las cárceles sirvieron para que las maras adoptaran estructuras nacionales y organizadas con liderazgos firmes."

Kliksberg, B., Sen, A. ¿Cómo enfrentar el crecimiento
de la inseguridad ciudadana en América Latina?
Lógicas en conflicto. Primero La Gente. 2007


Podría extender la segunda cita hacia los ejemplos de Guatemala y Honduras, es básicamente el mismo camino. Probablemente alguien dirá, "acá no hay maras". Pero hay diversas redes de crimen que, indistintamente, se están volviendo fuertes. En todo caso, este tipo de políticas precisamente abren la puerta para que esos hechos se den. Es echar el polvo debajo de la alfombra... Y con esas cifras la Delvecchio se jacta de estar capturando más maleantes, jeje.
Que lo cumpla, será otro cuento, pero al único que he visto diciendo algo un poco mejorcito es a Ottón en esta cadena.

Se ocupa una política integral. Y esto no es olvidarse de los policías y las prisiones, pero, ya ven, tiene un objetivo bien distinto y no simplista, populista y pobre como la simple represión.

Del otro lado

4 comentarios
Miles de aplausos en sólo dos manos
que ahora dejan de aplaudir
y comienzan
a dejar manchas en tus ventanas,
miles de manchas desesperadas.

Huellas digitales, tinta,
sangre y vapor de sudor
ensucian tu cristal
que no se quiebra.

Llueve,
y estos dedos se recogen
en puños agotados.

Alguna mancha más.
Toco la puerta.
Sigue lloviendo.

Dameuncampo: Un año + Lamuestra17

14 comentarios
Pues sí, estamos celebrando. :D El blog cumple un año hoy 7 de noviembre. Últimamente ha andado un poco reservado y distanciado entre sus posts (estamos en final de semestre, no prometo nada diferente para lo que resta :P), pero hoy hay que hacerle un campo, principalmente, a un agradecimiento y más tarde a un breve comentario.

El blog y yo agradecemos a todos los que han pasado por acá, a revisar, leer, criticar, comentando o no, leyendo en repetidas veces o no; dameuncampo ha crecido realmente bastante y todo se debe a eso y a la respuesta de todos aquellos que pasan por acá.

Agradezco enormemente a quienes hayan dejado huellas, a Ticoblogger por abrirle las puertas al blog, a amigos conocidos, nuevos, gente que sólo conozco desde sus comentarios, followers, bloggers, no bloggers, y a quienes de alguna u otra manera me ayudaron con algún post. Espero seguir contribuyéndole un poquito a la blogosfera tica de la mejor manera posible, conforme el tiempo me dé la oportunidad.

También, quisiera devolverme para que todos esos nuevos amigos de dameuncampo tengan una idea de cómo nació: ¡Reclamando! Jaja, DUC nace tras el concierto de Fito Páez en Torre Geko el 4 de noviembre del año pasado. Con una nota un poco larga, y enojada por la suavidad con la que trataron a la producción del evento en La Nación.

Además, quisiera linkear algunas notas que son de mis favoritas o favoritas de los lectores, por si alguien las quiere releer o si no las conocía:

Microsoft Polonia: una imagen que habla por sí sola [comentario]
Son estas alas [poesía]
Agárrese: fin de semestre [comentario-"humor"]
Dijeron jóvenes, no torpes [comentario]
Malabarismo: una filosofía de vida [reportaje]
¿Cuándo un bus es realmente tico? [comentario-"humor"]

Gracias de nuevo.

Ahora, segunda parte (breve).

LaMuestraDeCine. Esto es básicamente un gracias gritado y un fuerte aplauso al talento tico. LaMuestra terminó ayer con las premiaciones y después de ir un par de veces a través de la semana, quedé realmente satisfecho. Creo que a pesar de unos cuantos errores técnicos en el primer día, LaMuestra complació a grandes, y no tan grandes, y cubrió todos los flancos informativos, artísticos, lúdicos y de aprendizaje. Genial. En lo personal me encantó todo el proceso.

Un aplauso al equipo de LaMuestra, de RedCultura y a los que hayan hecho posible todo aquello. En especial a algunos compas míos de carrera: Santi, Vero y Nat, que fueron a los que vi breteando siempre ahí fuertemente, además de la líder de RC.com, Natalia Rodríguez.

07

2 comentarios
Hasta en el mínimo de tus soslayos,
el más pequeño brillo de tus ojos,
en las lluvias,
las lágrimas,
en estatuas abrazándose eternamente,
en dos guitarras predicando,
en mentirosos sin aliento para hablar,
bajo las iglesias,
entre las telas,
sobre los pisos de tierra,
al lado de un mendigo de la calle,
en el computador,
el supermercado,
entre los quesos finos
y la línea blanca,
bajo nuestro paraguas,
en la ventana del autobús,
las farolas, redes inalámbricas
y budas que no son budas.

Hay un fantasma.
Se llama espera.
Y algo lleva de mí.

02/11/09