FITO PÁEZ: el día que tocó en el FIA [video]

11 comentarios


Si después de ver el vídeo, no le da pereza leerme, diré un par de cosas:

Fue increíble. Se me salieron las lágrimas en más de una ocasión. Además, es encantador ver a la gente juntarse para cosas como esta. Por eso me gustan eventos como el FIA, nos vuelven sociables a los que no somos tan sociables. :P El escenario y el sonido en el cierre estuvieron genial, no me quejo. Esa es la primera.

La segunda: odio que después de cada concierto del FIA, La Sabana quedara así:


Y que el agua de la laguna pareciera el agua de un tanque séptico. Además, que no hubiera suficiente (o eficiente) seguridad (en los molotes peligrosos, para detener borrachos que se lanzaban al agua, entre muchas otras cosas).

El FIA en general: grandiosos artistas, pero muy mala logística.

Saludos

Publicar un comentario en la entrada

No creo en la caballerosidad

11 comentarios
No creo en la caballerosidad. Me explico. Yo tan sólo tengo 20 años, así que nací en un lado del mundo y en una época en que la mujer ha conseguido muchos derechos y muchas de las luchas tan sólo pude leerlas o ver un documental. Otras se siguen luchando, aquí y en otras latitudes. Pero en las circunstancias posibles, intento olvidarme del sexo-género creyendo en la equidad/igualdad y odio los mitos sobre la predefinición del pensamiento y la acción sólo por el aparato reproductor que nos haya tocado; esto porque evidentemente lo que modifica al cerebro es lo que rodea a la persona, la sociedad, el alrededor.

Me extrañé cuando un día de estos escuché a una compañera hablar sarcásticamente sobre "un tipo TAN caballeroso". Ordené mis pensamientos al respecto y me di cuenta de que, efectivamente, no creo en que esa palabra deba existir; tan sólo una que no tiene nada que ver con el género: gentileza. Lo diré con el ejemplo de la situación quemadísima del bus lleno de gente: Voy sentado y, por ello, tengo la capacidad de cederle mi asiento a alguien. Si hay una mujer, mucho más fuerte que yo, jovial, vital, ¿Por qué razón ha de mirarme a la cara haciendo alusión a una supuesta obligatoriedad de que yo le ceda "caballerosamente" mi asiento? ¿Por qué cuando es ella la que va sentada no le cede el asiento a una persona con algún problema (sea un golpe, una pierna quebrada, etc), deficiencia física, o a una mujer embarazada? ¿Por qué la mujer que me miraba pasa primero en la fila? ¿Por qué si soy yo el que pasa primero (aunque esté justo delante de ella en la fila) me mira con una especie de rabia?

Y acá utilizaré una refutación al posible contraargumento de que "eso ya no pasa". Yo quisiera que no pasara, como tampoco quisiera que hubiera discriminaciones de ningún tipo. Pero sí pasa con muchas mujeres que adoptan la actitud y muchos hombres que también siguen tratando a muchas mujeres como si fueran inútiles y no pudieran valerse por sí mismas. Atención: "muchos, muchas", nunca dije todos o todas. Sencillamente, no creo en que estemos condicionados para no poder mirarnos al mismo nivel.

En mi quasiutópico mundo de igualdad, la palabra caballerosidad no debería existir. Y propongo que cada vez que alguien la fuere a utilizar, la sustituya por gentileza. Preferiría pensar que alguien quiso ayudar a otra persona por bondad (para ayudar, por edad, etc, sigo de necio), que simplemente porque es de otro sexo y aquellas "coordenadas sociales" de Berger, se lo exigen.

Publicar un comentario en la entrada

Sólo soy uno más indignado

5 comentarios
Estos diputados son los mismos que no renuncian a su inmunidad, a pesar de que algunos de ellos atropellan y matan borrachos a personas. Otros acosan a mujeres y uno escribe memorándums ofensivos para el pueblo o, simplemente, viajan en avioneta y nunca serán atropellados.

Mi amigo murió el domingo. Lo mató un hombre, casi de su edad, un hombre de su generación, de mi generación, después de tomar alcohol y pasar la noche en una fiesta. A mi amigo lo dejaron muerto en el caño de una acera como si fuese un perro muerto. Alguien se apiadó al ver aquello y le tiró una sabana encima. Quien lo mato es hijo de un ex diputado que tampoco hizo nada por detener esas carnicerías que, cada día, se producen en las calles.

Cuando algunos diputados intentaron frenar esas muertes, otros opinaron que la mano dura era demasiado pesada. A mi amigo lo mató su propia generación. La mató la generación que nadie quiere. Su único pecado fue salir a entrenarse en bicileta donde muchos corren a cien kilómetros por hora porque creen que ahí no caben los ciclistas. Apunten, señores diputados, en el talonario del cheque que cobran, mensualmente, otra muerte.

Lo mató mi generación - Miguel Jara, Vuelta en U


Simplemente me uno a remar en contra de que las vidas estén disponibles para cualquier estúpido que se pega la fiesta y se pone frente al volante en un acto consumado de idiotez. Esto, no va, no va más, por favor, no va más. Tanta hablada de la "guerra en las carreteras" y una vez que tienen la oportunidad de suspender esta fiesta-criolla, chingue, vacilón (utilice la ironía que quiera), como dice Cristian, respondiendo quién sabe a qué intereses, los diputados retroceden en un acto cavernícola (más) de su parte.

"¿Cuánto es "tomar"? ¿Cuánto es "tomar poco"? ¿Cuánto es "tomar mucho"? la verdad esas pregunticas me tienen dando vueltas." [email protected]
Publicar un comentario en la entrada

San José: Ventas ambulantes

7 comentarios


Las ventas ambulantes son un hecho que, desde que existen las formas básicas de comercio, se ha presentado en las sociedades. San José viene a encontrarse con tal hecho, que se ve como síntoma y como problema generador de otros síntomas. Cada quién tiene su perspectiva sobre este hecho, ¿Cuál es el suyo? Acá se presentan algunos puntos provenientes de la Municipalidad de San José sobre el problema en la zona que le corresponde.


Las entrevistas para el vídeo fueron realizadas por Luis Diego Molina, editor de hablacostarica.com y yo, Simón Avilés. La edición también fue realizada por mí, para ese sitio de discusión ciudadana.

Saludos.


Comentar en la entrada

Males de la web y el Banco Nacional

8 comentarios
Unos cuantos días atrás, necesitaba realizar unos trámites en el Banco Nacional de Costa Rica, que implicaban realizarse personalmente. Uno de esos trámites era sacar una certificación de cuenta cliente, la cual expiden en el área de Servicio al Cliente. Por cercanía a la U, fui al BNCR de San Pedro, donde, con mucha amabilidad (pero con lentitud, eso sí), fui atendido para este trámite. Después de esperar unos cuarenta minutos más o menos, pasé al cubículo nº 3. Cuando había ido a hacer asuntos de cualquier tipo antes al banco, nunca había visto las pantallas de las computadoras con las que trabajan.

Esta vez, debido al tipo de trámite, vi la pantalla, y me perca
té de una serie de cosas. La primera, que todavía usan Windows 2000, Service Pack 4. En un inicio, me hizo gracia. Después, le di vueltas, y pensé que por razones de seguridad tendrían que usar un sistema operativo que, aparte de estar hecho para redes seguras, estuviera muy probado, con el fin de evitar filtraciones. Luego revisé, y vi que en general, Windows 2000 será retirado del soporte extendido de Microsoft en Julio de este año y que fue retirado del soporte estándar en 2005, lo que se puede ver acá.

Windows 2000 Server fue reemplazado por Windows Server 2003 y Windows 2000 Professional sustituido por Windows XP professional. Consulté con
mi hermano Mauricio, Ing. en Computación, y me dijo que el cambio no lo hacen quizá debido a la compatibilidad con los sistemas del propio banco, y modificar estos sistemas es complicado.

Lo segundo, es que estando en el "real bank", quien me atendía,
para cada trámite, me pidió accesar a mi cuenta de Internet Banking. Esto me hizo gracia también. Pero más allá de cuáles son las razones de hacer esto, que me parece innecesario, volví a pensar en el sistema de páginas web del BNCR, y propiamente en este, el de internet banking. Nombraré algunos detalles que personalmente considero importantes.

- El acceso. Es lo primero. Probé las siguientes direcciones: http://www.bnonline.fi.cr, bnonline.fi.cr y no llegan al sitio. Funciona entrando a http://www.bncr.fi.cr y dándole click a "BN Internet Banking".


- El diseño gráfico. Bueno, claramente no es agradable a la vista. Utiliza recursos de los años 90 como un ícono de Ayuda en ".gif" que parpadea en rojo y blanco, y en general un diseño muy cuadrado todo.
También el sitio "central" del BNCR tiene unos banners cíclicos que cambian a una velocidad que no da ganas de ver. No es necesario tener un diseño super moderno, pero usar esas fotografías en la barra de arriba (con un mal corte en repetición) no parece recomendable.

- Arquitectura, esquema del sitio. El sitio es bastante grande. Los sitios grandes deben tener buenos esquemas de organización para mejorar la usabilidad (que incluye reducir el tiempo necesario para hacer lo que se ocupa) y mecanismos para garantizar la accesibilidad.

La barra de navegación que aparece arriba al
ingresar en la cuenta, despliega menús con muchísimas categorías y hasta 4 niveles de submenú. Si se hace click en BN-Pagos por ejemplo, no aparecerán varias columnas de información como debiera ser, ni está organizada prioritariamente según una jerarquía visual, sino que aparece una sola columna chorreando enlaces donde, por supuesto, costará encontrar el que se necesita. (click en imágenes para ver)

La saturación de enlaces hace que ciertas cosas ni siquiera lleguen a verse y además, hay información contenida en secciones que no le corresponde. Por poner un ejemplo, el otro día me di cuenta de que "adquirir el Token" (o clave dinámica) es parte de mis "entretenimientos" según la página del BNCR. Hasta existe una sección "Mapa del sitio" que muestra cuán grande es el sitio y la gran cantidad de partes que tiene (y eso, sólo el de Internet Banking).

Muchas secciones requieren de saber "de qué se trata" la sección. Si alguien no utiliza la sección y la accesa, no va a tener la menor idea de para qué sirve.

- Accesibilidad. En cuanto a accesibilidad, no tiene ningún tipo de mecanismos para personas con discapacidad visual, sea parcial o total. De hecho, el tamaño de letra del "home" del BNCR es realmente diminuta y poco legible. Tampoco hay traducción del sitio a otros idiomas.

- Integración.
Siento que no es necesario tener exactamente un sitio para cada cosa. Si está bien organizado, las cuestiones del internet banking pueden estar integradas a las "institucionales", de información, de fondos, corporativas, etc. Por ejemplo, podría haber un login para navegar el sitio con un perfil y que para secciones que requieran más seguridad se utilicen los mecanismos y dispositivos necesarios.

Y de esto hablaría yo. El BNCR se ofrece como el banco con lo más novedoso, pues ha incluído cosas como el token y el teclado virtual. Pero los sitios siguen bastante atrasados. Eso sí, hay que ampliar la vista y ver más allá: no es algo sólo del BNCR (del cual hablo por ser usuario), ni tampoco sólo de los bancos, e incluso, me atrevo a decir, no sólo de Costa Rica. Internet está muy lleno de basura y de páginas mal hechas, pero hay muchos ejemplos qué consultar de cómo se usan los recursos correctamente, en todos los espacios, no exclusivamente en este.

Comentar en el post