Una loca se metió en el carro

5 comentarios
Son de esas cosas extrañas que suceden. Ayer por la noche había bailongo de Semana U en la UCR, con Son de Tikizia incluído. En medio del baile, me encuentro a una amiga y vecina que anda en carro, quien gentilmente se ofrece a traerme hasta mi casa. "Llegate a las 10 p.m. a Arqui, por ahí está el carro".

Llegó la hora y nos encontramos tres amigos de ella, ella y yo cerca del edificio de Arquitectura. Entre el carro de uno de los amigos y el de mi amiga nos quedamos hablando unos minutos. Terminada la conversación, nos montamos a los respectivos carros y nos dispusimos a irnos. Yo me senté en la parte de atrás del vehículo.

El día de ayer algún ladrón robó una computadora portátil en Arquitectura (tema que tocamos en la conversación) por lo que antes de arrancar mi amiga me pidió que me volteara y revisara que su computadora efectivamente estaba en la parte de atrás del auto. En ese momento, comenzó una de las cosas más raras que me han sucedido.

Simplemente oí cómo las dos personas que estaban sentadas adelante (mi amiga y mi amigo) se salieron del carro, al tiempo que oí a una mujer llorando. Dí media vuelta, me bajé del carro y vi que, en efecto, había una chica llorando y cubriéndose la cara diciendo que le habían golpeado la cara. Primero abrazó a mi amigo, y después intentó abrazar a mi amiga, quien la detuvo y le preguntó "¿Dónde le pegaron? ¿Quién le pegó?" Ella respondió (pero hay que destacar que dejó de llorar al decirlo, de una forma muy extraña): "¡Aquí en la cara! [se quita las manos de la cara] Y vea, yo uso frenillos, y créame, eso... duele... [retorciendo la boca]"

Aquí es donde se pone realmente raro: del lugar de donde vino la chica (para quienes conocen la UCR, el portón cerca de los cajeros que da a las paradas del tren), aparecen 3 hombres; la chica grita "¡Ahí vienen!" mientras se lanza adentro del carro de mi amiga, y pide "¡Llévenme a mi casa!" y, peor aún, no se queda adentro, ¡Sale por la otra puerta del carro! (o sea, usó el carro como túnel, jajaja) Para después huir encarrerada hacia los edificios administrativos. Fue tan rápido que ni siquiera dio tiempo de asustarse.

Los tipos que venían detrás de ella en realidad eran otros "nosotros", es decir, otros que vieron a la chica llorando pidiendo ayuda. De entre los árboles salió un guarda de la U que preguntaba por qué había sucedido y entre todos intentamos explicar. Según la historia reconstruida, se armó una pelea en un bar, alguien le rompió los dientes al novio de la mujer, ella intentó defenderlo y también salió golpeada, a pesar de que en su rostro no había signos "evidentes" de un golpe.

Sin una explicación cuerda, nos vinimos para Cartago entre risas y suposiciones. Mi amiga pensó que la chica había sido violada, toqueteada o asaltada (o varias de esas opciones), el compa pensó que era el señuelo de una banda de asaltantes y a mí se me ocurrió que hasta podía ser un performance de la gente de teatro.

Conforme hubo más calma, pensamos que pareció ebria en un primer momento, pero luego concordamos en que probablemente andaba algún tipo de droga excitante, pues la mujer resultó entre violenta y aceleradísima, pero controlando sus movimientos para mantenerse en pie y se entendía todo lo que decía.

Echen ojo en esos toques, esta vez nos tocó una loca o algo por el estilo que no dejó que pasara a más, pero podría ser otra vara.

Y como post-data: no se confíen en la UCR, andan robando muchísimo...

Publicar un comentario en la entrada

Instrucciones para matar a Duília

1 comentarios
Comprar un revólver 38, ir a la finca clandestinamente durante el fin de semana, practicar el tiro al blanco, dispararle a una muñeca como si le disparase a Duília; cuidar que el pulso no tiemble, hacer puntería, mirar bien el corazón de Duília, pedirle a Dios:
- Señor, evita que caiga en las tentaciones de Duília, amén.
Disparar una vez y dos y tres y cuatro y cien mil veces al corazón de una muñeca de trapo que representa a Duília, jalar el gatillo, matar a Duília y salir cantando y danzando, con la mano olorosa a pólvora, buscar al delegado policial y entregarse diciendo:
- Acabo de matar a Duília de un tiro al corazón.

(Los diarios dirán: millonario de São Paulo mata a Duília, la que daba a los hombres voluntad de cantar.)

Entrenar el tiro al blanco todo el fin de semana, comprar muñecas rubias y de ojos verdes como Duília, estar seguro de que no va a fallar cuando apunte al corazón de Duília, rezar un Ave María por el alma de Duília, pedirle a Dios que perdone los pecados de Duília, pobre, Duília quedó huérfana a los 7 años, vio a un pistolero armado llegar frente a su padre y disparar, era tan pequeña, pobrecita, hasta hoy, a los 23 años, cuando la brisa de Brasil besa y mece la cabellera de Duília, ella dice:
- Es la mano de mi padre haciéndome un cariño en la cabeza...

(Los diarios dirán, Duília se acostaba en el diván de un analista toda la tarde del jueves.)

Cuidar que Duília no se ría; cuando Duília ríe, señoras y señores, da alegría al mundo, acaba con los humillados y los ofendidos, y todos cantan y danzan alrededor de Duília y anuncian la buena nueva:
- ¡Brasil tiene solución! ¡Brasil tiene solución!
Contarle una historia triste a Duília, para que Duília llore (en lugar de reír), pero tener cuidado, cuando Duília se pone triste, ah, la belleza de Duília crece, y le da a la gente ganas de ser buena, el hacendado quiere llamar a los sin tierra y decretar:
- ¡Hágase la voluntad de Duília, reforma agraria ya!
Viendo a Duília reír, el banquero quiere tirar el dinero por la ventana, diciendo, súbitamente niño:
- ¡Simón dice! Lo que Duília diga, lo haremos todos.

(Los diarios dirán: hay quien diga que Duília es la esperanza brasileña.)

Llevar a Duília a ver el mar de Rio de Janeiro, Duília nació en Minas y Minas, todos saben, no tiene mar, mostrarle el mar a Duília y decir:
- ¡Es tuyo, Duília!
Invitar a Duília a comer, preguntarle a Duília:
- ¿Quieres beber una Cristal o una Veuve Clicquot?
Cuidar de no recordar a Duília borracha en Amsterdam, Duília bailando descalza en Amsterdam, ah, vengan todos, vengan a ver a Duília bailando descalza en Amsterdam.

(Los diarios dirán: durante la última Feria de la Industria en Amsterdam, Duília dejó a 33 industriales multinacionales literalmente enamorados.)

Sacar el revólver del bolsillo de la chaqueta y apuntar al corazón de Duília, preguntar gentilmente:
- ¿Cuál es tu último deseo, Duíila?
Si Duília responde:
- Mi último deseo es danzar descalza en la Calle Augusta...
Dejar a Duília ir, emborrachar a Duília y entonces... ah, y entonces... sacar el revólver, apuntar al corazón de Duília y halar el gatillo.

(Los diarios dirán: millionario de São Paulo tembló a la hora de matar a Duília y falló el blanco.)

Cuento original de Roberto Drummond, escritor de origen Brasileño, en su cuentario 'O homem que subornou a morte & outras histórias'. Traducción al español por Simón Avilés.
Publicar un comentario en la entrada

Crucitas, que no te pongan la cruz [video]

1 comentarios


Que no te pongan la cruz, Crucitas. Sos un lugar de color, de aves, insectos, plantas, reptiles... tanta vida te recorre y anda libre por los alrededores. Hay algunos que te quieren herir, cavar tu tumba, son de los tantos y tantos traidores de la vida misma que andan sueltos por el mundo.

Pero hay fe, Crucitas. Hay fe porque has despertado a un pueblo que tanto tiempo pasa dormido, que a veces abre los ojos por un momento, se revuelca, pero que muchas veces, vuelve a dormir. Un pueblo que ahora, como viendo la punta de un tempano de hielo, levanta la voz y se opone a que rieguen cianuro por tus venas, a que aniquilen la fuerza de tu naturaleza, a que desangren a tus miembros, con promesas falsas tan de español para indígena.

Crucitas, por ahora no te ponen la cruz. Pero es un tiempo que no se sabe, no se conoce. Sean muchos o sean pocos días, todos y cada uno de ellos, habrá gente trabajando, luchando, agradeciendo que fueras vos quien le recordara a tantos todas esas heridas que se han cernido sobre este pueblo, todas las mentiras y las cohartadas para actuar de mala fe. Esto es solo una prueba, de tantas que han sido y de todas las que serán.

Hay quienes abrazan a la Tierra. Hay quienes abrazan a sus hermanos. Hay quienes abrazan a la fe. Un abrazo debe ser la mejor forma de unirse mucha gente.


Un abrazo, Crucitas.


Publicar un comentario en la entrada

Qué desinrazón: despelote en la U

22 comentarios
La gente tiende a llevar las cosas al extremo, en el discurso, en los hechos; al propio. Reina la ley de la estupidez generalizada. Como estudiante de la UCR y como ciudadano costarricense me indigna absolutamente TODO lo que vi. Pero vayamos por partes (dijo Jack).

Las supuestas causas. Un policía de tránsito cobra mordidas, es denunciado y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) intenta capturarlo con dinero marcado. Hasta ahí todo bien. En el trabajo encubierto para atrapar al policía, este escapa y se dirige al puesto ubicado dentro del campus de la Universidad de Costa Rica, intentando escapar a las autoridades. Al intentar los miembros policiales entrar a la Universidad, hablan con el guarda de seguridad, pero este, siguiendo lo que debe hacer, impide la entrada de los primeros, quienes por ello irrumpen a la fuerza, fuertemente armados. Como diría Andrés López: Primer error en una serie de errores. No soy muy docto en materia legal, pero he de suponer que no era esto lo que debían hacer. Estoy seguro de que debían y podían pedir un permiso a la Rectora (que confirmó no haberlo dado), estoy seguro que en este paso se podría haber evitado toda esta trifulca insensata. Paso completamente indebido, paso estúpido. Pero sigamos.

Se arma el "zafarrancho". Tras entrar, los policiales persiguen al sospechoso (al cual, pareciera, no se le encontró el dinero marcado) e invaden de manera directa, insisto, sin permiso el área del Campus Rodrigo Facio. Además, era una movilización desproporcionada para lo que se buscaba. En este punto, los estudiantes que están esperando este tipo de acontecimientos para pegar el grito al cielo y alzar el puño algunos, lanzar improperios y golpes otros, salen disparados hacia el lugar de los hechos y buscan reunir a un grupo más grande. Hay que defender la autonomía de la Universidad, es una atrocidad que el OIJ (que ya adentro, movilizan más miembros de la Fuerza Pública) se metiera de esta manera (violenta) al campus aunque fuera buscando a un sospechoso, pero me pregunto ¿Es esta la manera correcta? ¿Qué le estamos comunicando a la sociedad tica? ¿No será esto facilitarle el camino a aquellos que quieran desprestigiar a la UCR? Si me dicen "vea, pero son un montón de animales". "Se ve claramente". El cultivo de la inteligencia no lo vi por ningún lado. Pero sigamos.

Montado el griterío y el despelote para sacar a la policía, todo se convierte en una batalla campal. Profesores, estudiantes, miembros sindicales, policías, miembros del OIJ, se volaban los dientes, se torcían los brazos y se sacaban la sangre a puñetazos. No me importa de qué lado estaban, yo veía a un montón de bestias. Como estaban afuera del campus, la policía empieza a arrestar, ahora sí. La prensa recopila la información y las imágenes y cada cual la muestra a su modo. La jornada termina con un bloqueo en el clásico sitio frente a la facultad de Derecho.

La policía busca a un delincuente y comete el gravísimo error de entrar armada a la fuerza en la Universidad. Al tiempo que se defiende la autonomía, se refuerza la caraja idea de que en la UCR "sólo buscan pelear", y dejamos que nos califiquen como un reguero de "majaderos violentos". Yo repudio todas las formas de violencia, acá las de la policía y las de los miembros de la comunidad universitaria involucrados. Ambos comportamientos son reprochables, y a mi manera de ver, principalmente el del OIJ, culpables iniciales de la revuelta. Triste.

De alguna manera, sigo creyendo como que no hubiera sido real. Que se nos arme toda esta bazofia porque una persona que cobra mordidas para no hacer multas, haya sido detectado y le intenten atrapar, no puede ser real. Qué desinrazón, por Dios Santo.

Armado con info vista en vivo, consultada a amigos, en nacion.com, canales 6, 7 y streams en la web.

+: por aquello, soltaron al policía que atraparon ayer.
+: Podría haberse coordinado: Ingreso de OIJ a la Universidad de Costa Rica atenta contra autonomía universitaria ( comunicado de la Rectoría), en el blog de Julia Ardón
+: Sobre una Resolución de la Sala Cuarta al respecto. Ver páginas de la 148 a la 151.

+: La fuerza primero, la razón después. RevistaPaquidermo.

Publicar un comentario en la entrada

Deme 240 en confites de a 5.

1 comentarios
Así se disfruta del dulce audiovisual esta semana en San José: con corticos.

Por 5ta ocasión el festival centroamericano de cortometrajes La240 abrió sus puertas y el CENAC está surtido como pulpería de barrio (o super chino, depende).

Este domingo tuve la oportunidad de asistir al evento inaugural y, aunque me quejo del retraso de casi una hora para comenzar (odio la hora tica, a pesar de que esta vez fue problema técnico) puesto que hizo que mi novia no pudiera disfrutar de todo el evento (qué personal), aplaudo como siempre aplaudiré eventos de este tipo. Me complace ver a gente de mi edad (o un poquitito más ;) ) presentando sus trabajos, amigos míos inclusive, y me encanta que centroamericanos y otras nacionalidades más nos sentemos a reírnos o ponernos pensativos por las mismas imágenes y los mismos sonidos, por los mismos sentimientos, emociones, pasiones y problemas humanos que nos aquejan.

No pude llevar mi cámara, pero a quien pase por acá le cuento que está todo muy ordenadito y la gente va con mucha disposición (o sea, ambiente tuanis). Hay que apreciar los ejercicios audiovisuales en muchos casos como eso, como ejercicios; otras producciones cuentan con todo el respaldo de años de trabajo de sus creadores. Pero más allá de eso, siempre hay que querer mejorar la ya buena producción que hay. ¿Cómo? Una suerte de apoyo-crítica constructiva. O sea, lléguele, disfrute y discuta los audiovisuales (puede ser en el Lobo Estepario tras la función). ¡Y vote también! Porque todos nuestros pueblos y personas tienen algo que decir, imágenes que mostrar y hay que escuchar esas voces que trabajan por oírse, en palabras cotidianas, en forma de metáfora.

Le queda el resto de la semana a La240. Que se llene, que se aplauda, que se goce.

Ah, y que comience a las 7 en punto. :P

PD: Sobre el filme Del Amor y Otros demonios, que fui a ver el viernes en su estreno, en el cine Magaly, opino casi que esto mismo y esto también

Publicar un comentario en la entrada

Cómo hacer el examen teórico y permiso temporal de manejo

79 comentarios
Escrito por Mauricio Avilés

Por si a alguien le sirve, voy a escribir los pasos necesarios para hacer el examen teórico y sacar el permiso temporal en el mismo día. Aunque yo lo logré haciéndolo todo el mismo día, gasté demasiado tiempo haciéndo los trámites y casi no lo logro, por lo que recomiendo el siguiente orden para hacer las cosas y así tal vez no necesiten 8 horas para hacerlo todo, si no unas 4 horas.

Antes del examen:

1. Lo primero es estudiar. Cómprese el manual y lo lee una vez al menos. El examen es fácil pero las preguntas son random. Es mejor leerlo una vez despacio y con cuidado que leerlo varias veces "por encimita".

2. Pague el examen teórico en el BNCR o BCR. Cuesta 5000. Esto se puede hacer por internet. Hay que imprimir el comprobante porque se lo pueden pedir en todas partes.

3. Solicitar una cita para hacer el examen teórico al 22067773. A uno lo atienden rápido, tenga a mano el recibo del banco porque le pueden preguntar el número de factura. Las citas la dan para los dos días siguientes, por lo que es mejor ya haber estudiado antes de solicitar la cita. Le dicen el día que tiene que ir, la hora y el aula donde tiene que hacer el examen. Uno no escoje.

4. Póliza del INS. Vaya a alguna agencia del INS y paga la póliza para el permiso temporal de manejo. Cuesta 18000. En esto se pierde mucho tiempo porque en el INS siempre hay demasiada gente, por eso recomiendo hacerlo antes. Le dan un montón de papeles, guárdelos todos. Sólo el folleto con las condiciones no es importante. Hay que llevar un recibo de agua luz o teléfono con la dirección de la casa para hacer este trámite. Sin eso no se puede.

El día del examen:

Documentos y cosas que debería llevar al salir de la casa:
- Cédula vigente en buen estado.
- Recibo del banco con el pago del examen.
- Póliza del INS.
- Lleve unos 25000 en efectivo.

5. Vaya al COSEVI en Paso Ancho. A uno le dicen que se presente 30 minutos antes de la cita, pero en realidad hay que esperarse 30 minutos ahí sentado, así que es lo mismo. Para entrar al COSEVI el guarda le va a pedir el recibo del banco. No puede ir acompañado; si va con alguien, espera afuera.

6. A la hora del examen, en las puertas de las aulas llaman por orden alfabético a las personas que se inscribieron. Escoja una compu cualquiera y siga las instrucciones del instructor. Si tiene dudas pregunte, pero si no quédese calladito y no se adelante porque los instructores se irritan mucho de estar atendiendo tanta gente.

7. Las preguntas del examen se responden una a la vez. Ya por haber respondido una no hay marcha atrás. El examen es bien fácil en realidad. Cuando termina de una vez le sale la nota que obtuvo. Firme la hoja de asistencia y listo. No le dan ningún comprobante.

Ahora lo que sigue es tramitar el permiso:

8. Al salir del COSEVI en Paso Ancho, hay gente haciendo dictámenes médicos, ahí valen 10000, en cambio en la Uruca valen 15000. Si se quiere ahorrar esos 5000 hágalo ahí de una vez. El dictamen es algo completamente absurdo, el "doctor" ni lo revisa, ni lo vuelve a ver. Si tiene suerte le preguntan el tipo de sangre y nada más lo ponen ahí. Si no entonces va a tener que pagar un examen de sangre (cuesta como 5000 y dura como 15 minutos) para que el "doctor" lo ponga en el dictamen.

9. Sáquele copia al dictamen.

10. Pase a un banco o pague por internet los 500 colones a la cuenta del COSEVI para solicitar el permiso temporal. Guarde el recibo. Esto sólo lo puede pagar si ya aprobó el examen teórico.

11. Diríjase al COSEVI en la Uruca lo más rápido posible. En este momento ud debe portar:
- Los papeles de la póliza del INS.
- Dictamen médico con el tipo de sangre y su respectiva copia.
- Recibo de pago de los 500 en el banco.
- Cédula de identidad en buen estado y vigente. Si no tiene cédula ni vaya. No lo van a atender. No vale licencia vieja, ni pasaporte, ni carné de nada. Son inflexibles.

Entre y pregunte dónde solicita el permiso. Haga fila y NO SE MUEVA hasta que le den una ficha. Las fichas son importantes porque sin esa cosa no lo atienden.

12. Probablemente en la fila le pasen pidiendo los papeles un par de veces para ver que lleva todo. Si tiene alguna duda pregúntele a los guardas de seguridad, ellos saben bien cómo es la cosa. Si le pregunta a los funcionarios de COSEVI lo más probable es que le peguen una gritada.

13. Sea paciente y espere. En la fila puede llegar a durar hasta dos horas, si llega temprano puede ser que sea menos.

14. Cuando por fin entre al edificio y le toque su turno, lo van a atender en una compu y le van a pedir los documentos, llévelos a mano y no atrase a los funcionarios porque son demasiado malhumorados. Le preguntan de nuevo algunos datos, si quiere ser donador, el tipo de sangre, estado civil. La copia del dictamen se la dejan, a ud le dan el original. Guárdelo porque luego le sirve para sacar la licencia, si no va a tener que pagarlo de nuevo. No se vaya sin su dictamen o sin una copia certificada del mismo.

15. Luego de eso pase a hacer fila para que le tomen la foto. Le piden la cédula, le toman la huella digital, la firma y le toman la foto. Salga del cubículo y espere a que lo llamen de nuevo.

16. En menos de 10 minutos le imprimen el permiso y lo llaman. Le dan el permiso, firma la hoja y listo. Es libre para irse.

Con el permiso ya puede manejar si anda acompañado de alguien que tenga licencia.

Publicar un comentario en la entrada