La crítica que tanto critican

6 comentarios
Parece que no les gusta discutir y mucho menos disentir.

El Chamuko (bloguero(s) costarricense(s)) denunció en su espacio El Infierno en Costa Rica que Greivin Moya, periodista de Canal 7, habría intentado participar en una repartición de tierras del IDA (cuestión sobre la cual Moya, ha reportado exhaustivamente, con el nombre de "piñata de tierras del IDA"). Moya, sin embargo, no responde a tales denuncias, a pesar de habérsele intentado contactar por diversas vías. En tanto, María Luisa Ávila, Ministra de Salud, se interesa en el tema, y utiliza su figura pública para procurar una respuesta del periodista. Este, de una forma bastante prepotente e irritada, le da respuesta y prácticamente le amenaza en el texto.

Ante esto, yo no voy a entrar a la historia misma (mi punto de vista es evidente, y como comunicador podría dedicarle muchos posts a lo que hace Moya y Canal 7). Yo voy a algunas de las reacciones que se dieron por la entrada al asunto de la ministra. "Vieja vaga", "trabaje", "no lea a los blogueros que son un aterro de vagos", son algunas de las reacciones que leí. Esto es casi un "no se meta", pero veamos.

Parece que no les gusta que discuta, pero pensemos lo de Aristóteles "El hombre es por naturaleza un animal político o social". Ahí se resume todo. Cada uno de nosotros tiene una necesidad por ver los problemas de los demás, discutir sobre nuestros nexos, decidir en grupo y en fin, relacionarnos con los demás, ser una sociedad. Aunque claro, las estructuras de sociedad, económicas y culturales dominantes de la actualidad fomentan el individualismo. De igual manera, es gracioso que les enoje que alguien, sea quien sea, participe de discusiones sobre cosas que de una u otra manera igual les afecta, puesto que bien lo dijo Aristóteles con otras palabras: ningún humano nace solo. Y principalmente viniendo de la señora Ministra, quien de todas formas es, en su sector, parte del cuerpo político de nuestro país. Además, de paso, "vaya a trabajar" probablemente implicaría que estuviera haciendo mal su trabajo. Pero como sabemos, ella, junto con Leonardo Garnier, fueron los ministros con mejor trabajo y mayor popularidad de la anterior administración, cosa por la cual actualmente se mantienen en dichos puestos.

Más allá de la postura, conviene discutir cuestiones de interés público (real), en la medida que puedan afectar a los demás, así como si me pueden afectar a mí, para estrechar lazos sociales, para no esperar sólo las soluciones gubernamentales (la capacidad de acción o ese voluntarismo del que tanto se habla ahora, porque el Estado no cumple, aunque por supuesto, va más allá). Además, se supone que una de las ventajas de Internet es que permite comunicaciones más instantáneas, directas, un nivel de interacción diferente, flujos multidireccionales... pero cuando se usan, ¡Saltan! Curioso, ¿No? Si todos los diputados se comunicaran personalmente al menos con quienes usan Internet, ¿Les dirían "vaya trabaje" en lugar de "lea lo que piensan las personas para quien usted trabaja"?

María Luisa Ávila no sólo es Ministra de Salud y parte del cuerpo político de Costa Rica, es una ciudadana más. Pero además, es una persona común y corriente, que si tiene acceso puede usar internet, así como también va al baño, come y duerme, en la medida de lo posible. Y bien, cuando puede también discute sobre lo que cree conveniente.

Aquel "legitimado" trabajo del periodismo en Costa Rica es mucho más que cuestionable. Mejor discuta (y critique, aporte y haga, ¡claro!) en lugar de consumir sin pensar en los intereses que trae ese paquete, o dejar que le 'resbalen' las decisiones que se toman y le afectan.

La Papa Caliente

0 comentarios

Nuevamente me disculpo. La U no da tregua. He escrito poco aquí, pero trabajado bastante. He estado ocupado con esos trabajos y con un par de cosillas más personales, de las que hoy quería presentarles una. Se llama La Papa Caliente. ¿Qué es? Básicamente mi portafolio virtual de trabajos puntuales, sean de escritura, diseño, fotografía, audio o video. Me gusta ser más o menos ordenado (al menos en lo digital, jaja) así que también por eso quiero llevar allí la cuenta de las cosas que quiero mostrar. Poco a poco las iré subiendo, para que se den una vuelta. ¡Pura vida!

De admirar a Bryan Ruiz

4 comentarios
Aprender de Bryan Ruiz. Sólo abre la boca para gritar un gol. -@MrBobCr
Hubo un cierto aire de locura y fanatismo. Pero el propio Bryan Ruiz logró que se hiciera más de respeto. La admiración y la emoción siguen allí, pero poco a poco siguen tomando un matiz diferente.

Si a usted le gusta el futbol, tiene una razón para admirarlo. Esa es indiscutible seguramente.

Ahora, ya he oído y leído varios "¡Pero si a él le pagan por hacer eso!" o "Tan sólo es futbol"... "¿Por qué le dan tanta bola?" Bueno, esto es cierto. Bryan gana mucho dinero (tristes millones que fluyen en el mundo del futbol) y no está haciendo cambios políticos ni económicos en Costa Rica, ni nos está sacando de la pobreza, por poner un ejemplo... Pero Franklin Chang también gana mucho dinero y tampoco está subiendo el porcentaje del PIB para educación o algo por el estilo, y se puede decir que nadie pone en discusión que como físico es un genio y que se merece la posición que tiene.

Muchas personas reciben su paga por hacer lo que hacen, de hecho, y no por ello lo hacen de la mejor manera que puedan. A otros les regalan las cosas y no dan su mejor esfuerzo y me incluyo en el grupo de los que no en todos los momentos hemos dado lo mejor de nosotros.

Admirar a Bryan Ruiz o a otra persona probablemente no tiene mucho que ver con eso. Estoy seguro de que cada quien admira a muchas personas no necesariamente porque hayan hecho algo enorme, ni porque sean conocidas; a otras sí, claro.

En lo personal admiro a personas que hacen cosas bellas, que son inteligentes, que me hacen reír, ayudan a muchos y/o que son esforzadas. Pero además, a cualquiera de esas personas las admiro porque son humildes, porque no se olvidan de su lugar y del lugar de la persona con la que están hablando. Porque no se olvidan de que son simples mortales, que su subjetividad es una más de este mundo (aunque no la llamen así) y que la verdad no se define ni se acaba.

Hay muchas otras características para admirar a alguien, pero normalmente los halos de pedantería despedazan la imagen de cualquiera.

Ruiz sigue como chico de barrio, nada más que ahora tiene otro corte, es corpulento, tiene ropa bonita y sale mucho en tele. En ese escenario que se llama futbol donde casi todos los que se suben se ponen la testarudez y la presunción al hombro (y ni siquiera tienen que jugar en una gran liga, puede ser aquí mismo) Ruiz destaca porque no deja de ser Bryan de Alajuelita, cual carajillo que es feliz porque puede patear un balón entre dos piedras y anotar; porque se sigue sonrojando cuando lo laurean por su carrera futbolística.

Por eso admiro a Bryan Ruiz.

¡Ah! Y además soy futbolero, así que por eso también.


Publicar un comentario en la entrada

La SacroSanta Nación

2 comentarios

Jeje, parece broma, pero así tituló la Nación hoy una de sus notas (página 16A), que dice que un "grupo de chavistas" desfiló el primero de mayo. Esto en una de sus ya acostumbradas gracias informativas. Veamos (aunque rapidón porque me tengo que ir).

Comencemos por que algunas personas me han dicho que lo de las camisas de los "4 fantásticos" (Che, Chavez, Fidel, Evo Morales) son reales. De acuerdo, el grupo de personas que se hace llamar "chavistas" y "bolivarianos" existe, pero, ¿Cuántos eran? ¿Dónde estaban? ¿Concordaba su mensaje con el de la marcha? El poner ese titular tan pero TAN tendencioso, unido a una fotografía donde se aprecia una gran cantidad de personas de la marcha ¿Qué conexión de ideas presupone? Que toda la marcha era chavista y bolivariana, y todas las demás relaciones que se deriven de ello y ya quienes lean conocen.

Es sabido que la mayoría de lectores de un periódico leen el título, las bajadas, ven una foto y si ampliamos leen los 2 primeros párrafos. Pero la idea que contextualiza a ese grupo "revolucionario" con respecto a la marcha está apenas en el quinto párrafo, sin que la manera de escribir se detenga hasta el final de la nota, haciendo alusión a grupos que calificaron de "rojos" y que tenían consignas muy diversas como (valga decir, el tema central de la marcha) pronunciarse en contra de la llamada "ley del Salario único" que afecta al sector público de trabajadores. (para leer sobre ella y una opinión, vaya acá)

No puedo seguir por tiempo, pero bueno, ya ni chista la gente con estas cosas porque es una costumbre (muy degenerada, de paso) de este grupo periodístico que se cree santo, elevado y todo aquello que tenga que ver con lo divino. Lo demás viene del diablo (entre eso el chamuko).

Expresión Oral con Laura Chinchilla

1 comentarios


Da lástima. Como nos lo demuestra mi amigo Gabriel en esta excelente recopilación-video, cuando la señora presidenta electa no está leyendo las líneas de sus spots parece que abundan las muletillas.

Como dice en esta web:
Las muletillas son expresiones más o menos estereotipadas que se utilizan de manera automática al hablar para lograr determinados fines que no suelen ser conscientes, como:
a) mantener el interés del o de los interlocutores
b) controlar el turno de palabra, dominando el uso del habla
c) darse el hablante lapsos de tiempo o ánimos para recuperarse de las dificultades que experimenta al expresarse, establecer pequeñas pausas para pensar en medio del discurso
d) controlar el estatus social/cultural desde el que pretende uno manifestarse ante los demás
e) buscar pequeños acuerdos o complicidades con el interlocutor
f) subrayar, matizar o dar un significado especial a ciertas palabras dichas o por decir
g) expresar de forma subliminal e incontrolada las ocultas intenciones del hablante
Creo que esa C es de lo que más vale en este caso. Ante la duda, se deja escapar un "ehmm" "ee" etc que intenta ligar las frases que se están diciendo. Y es claro que con mucha duda se expresa la señora Presidenta electa.

Publicar un comentario en la entrada