Campo Corto: La reunión de Rodrigo

Rigo Arias monta una pachanga. Diputados y alcaldes le dan pelota. Dicen que no es una cuestión electorera, que es para "dar apoyo" a los nuevos elegidos y "unir" al partido. Para muchos, lo evidente aquí es que, en efecto, se trata de Rodrigo Arias junto a su hermanito de la costilla quebrada haciendo campaña electoral prematuramente. Pero en el fondo, esto parece la más grande respuesta a que Laura Chinchilla haya mordido la mano que le daba de comer. Es un ataque a la estabilidad (si es que existe) del gobierno, intentando dejar clara la división del PLN (Arias vs El Resto) y diciendo que son ellos quienes mandan aunque Laura esté en la silla presidencial y los tres no anden muy de buenas.

¿Cómo responde Laura a esto? ¿Se mostrará tan retadora como en sus declaraciones para Daniel Ortega o dejará que le hundan el barquito los mismos que se lo regalaron?

¿Va a dejar Costa Rica que los Arias sigan gobernando "al suave" sin ni siquiera necesitar de la presidenta?

Publicar un comentario en la entrada

1 comentarios:

enmidoxa dijo...

(Que bueno el nuevo header)
Mae, a como vamos, cualquier cosa puede venir de los Arias, y es muy posible que Laura no "se ponga" las enaguas con este asunto...
Pues como decís, mordió a la mano que le dio de comer.
Saludos

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.