Lección: 5 días y "El Regreso" ya tiene plata

$40 mil en cinco días. Para quienes trabajan buscando plata para proyectos independientes esto resulta quizá resulte una difícil hazaña.

La película "El Regreso", del cineasta Hernán Jiménez, fue rodada y montada con éxito. Sin embargo, a este punto, el equipo se quedó sin un cinco para hacer los últimos detalles (tratamiento de color, musicalización, mezcla de sonido, transferencia a film de 35 mm). Así que se lanzó al agua por dinero, pero sin recurrir a los "medios tradicionales", sino utilizando la plataforma Kickstarter, que permite financiar proyectos entre mucha gente (crowdfunding) que gusta de la idea, con aportes de $1 en adelante, con diversos incentivos. A estas horas, faltando 40 días para la fecha límite para recolectar el dinero, "El Regreso" ya recolectó los $40 mil dólares que pidió. Jiménez aseguró que sentiría mucha felicidad si los aportes le permiten llegar a los $60 mil que son los que ocupa para llevar toda la cuestión a cabo. 

Pues bien, ¿Qué nos demuestra esto?
Aparte de que a bastante gente le gustó "A ojos cerrados", el primer largometraje de ficción de Jiménez, que sería lo primero, vemos que hay mucha gente con ganas de aportarle al arte costarricense, solo que no tiene muchas opciones. Cuando se piensa en el financiamiento del cine, las obras plásticas, la danza, etc., siempre se consideran las grandes cantidades, el Estado, los magnates con una chequera gigantesca a quienes venderles el alma para que sigan haciéndose ricos o las Agencias Internacionales para cuyos fondos siempre hay fuerte competencia. Rara vez se piensa en el que puede dar poquito, en aquella que gusta del trabajo y las ideas pero nunca supo como aportar algo. Si alguien se preguntaba de qué puede servir un dólar como aporte, le sonará medio a Teletón, pero esta es una buena respuesta. El logro de "El Regreso" estuvo basado en una campaña de comunicación bastante sincera, y en darle poder a la gente para apoyar -en la medida que cada quien puede- una idea que les podría gustar -sólo porque les gusta-. Es también un acto de confianza: quien dona confía en la calidad del proyecto, y junto a ello sabe que está dando el dinero directamente a quien lo utilizará.

Además de para el arte y la ciencia, esto debería ser un pellizco para las organizaciones sociales ticas que siempre andan viendo de donde raspan para continuar con esmero en su labor. Kickstarter no sirve para proyectos de organizaciones sociales, pero hay otras plataformas que sí lo permiten. Como dijo Hernán en la entrevista que le hizo Kickstarter, se trata de estudiar a quienes tuvieron éxito y tomar prestadas algunas de sus ideas para lograr el apoyo. Bien por "El Regreso".

Publicar un comentario en la entrada

2 comentarios:

J.L Umaña dijo...

Sin duda alguna se escribió un precedente que demuestra que el tico ha aumentado la confianza en la calidad de arte que se puede producir en el país. Estimo las obras de Hernán y sé que la mediocridad no está en su pensamiento, y que por ende eso le ayudó a hacer una quijotada como esta.

Yo lo único que espero cómo espectador es una buena película, con buen ritmo (algo que faltó en A ojos cerrados) y que logre ser sincera... ya lo demás es ganancia.

Simón dijo...

Así es. A Ojos Cerrados tenía buen ritmo como hasta la mitad y de ahí en adelante se caía. Hernán fue una vez a una de mis clases de Historia de la Comunicación y lo que me pareció fue "muy compita", tranquilo, queriendo hacer cosas interesantes con los pies en la tierra.

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.