De los textos iluminados al "Ctrl+C"

Hay cosas que cambian y otras que no. En los tiempos de los monasterios europeos (la inquisición, el Nombre de la Rosa, la imagen que usted tenga), copiar era una profesión. Los copistas reproducían los llamados manuscritos iluminados, con una caligrafía impecable, que otros dibujantes adornaban espléndidamente y que, por supuesto, hoy están guardados en alguna biblioteca de Europa para que un día se incendien y luego mostrar en algún documental cómo gastaron millones recuperándolos. El caso es que copiar era sin duda un arte también. Un arte doloroso. Un copista, de nombre Pedro, dejó por escrito que copiar "apaga los ojos, hace que duela la espalda, y junta el pecho con el estómago...”.

Pero esto ha cambiado. Copiar ya no es nada difícil. Digo, es aprenderse una combinación de teclas, cric, crac, y se puede duplicar con facilidad un texto, una imagen, formas, colores, virus, lo que quieran y puedan seleccionar digitalmente. Por eso es que copiar está tan desvalorizado y hacerlo ya no es una profesión: es un delito. Tiene más valor crear un poco, que no está nada mal en esta era del Retweet y el Share.

El problema es, precisamente, cuando te toca crear frente a una computadora. Sé que desde los 4 años de edad ya usaba compus al menos 1 hora al día, para jugar cosas como Tetris, por ejemplo. Pasaron las etapas y llegué al momento en que los únicos juegos que uso en mi computadora son los de facebook y hay días en que paso más horas escribiendo un trabajo que durmiendo. El tiempo te hace saber que crear en la computadora también "junta el pecho con el estómago". Te comprás el mousepad ergonómico, teclado ergonómico, silla con palanquitas -p'alante y p'atrás; p'arriba y p'abajo-, respaldar ergonómico, anteojos, gotas para los ojos, le bajás el brillo al monitor... y te das cuenta de que nada funciona.Te gustaría que el reset estuviera en tu cuello y no en tu computadora.

Todo eso hace que, cuando el trabajo esté terminado, se sienta un alivio que no es solo psicológico. Es un alivio que se te nota en la cara, en el cuello, la espalda y la muñeca. Claro, el malestar no se va hasta que eso que tenés que entregar -sea del brete, la U, lo que sea- no sea visto por la persona que lo aprueba.

Ya que copiar es fácil, ahora es considerado un error no respaldar. Se tienen 40 versiones de un archivo de 30 páginas, con nombres tan descriptivos como "Borrador Final 1" y "Imprimir corregir gastos". Llega el momento de entregar, tomás el archivo indicado, usb, tas-tas-tas, todo bien, te ponés de pie, estirás la espalda, salís con la frente en alto -arrugada, pero en alto-, te duelen los ojos por el cambio de luz, caminás con ilusión. Se acabó el martirio, nada de copiar ni crear... Llegás al lugar de imprimir. No hay llave, no hay llave, ¡Oh!, aquí está, todo bien, tranquilo, el ojo no brinca, no. "Imprimir FINAL FINAL 2, por favor". "Muchacho, ese no está", "¿Cómo? Déjeme ver." Te fijás y no, no está. Pero como sos muy precavido, te lo mandaste al correo. Revisás: "Imprimir FINAL FINAL 1". Mmmm, el ojo brinca, la espalda duele. "Diay... imprímame este".

Ahora entregaste... pero el estrés no se va en el momento que esperabas que se iba. Te revisan, te dicen que hay un error, te explicás. Volvés a la casa, buscás el archivo corregido para la segunda oportunidad. "¡Ay, se borró!" ¿"Se" borró? "Lo borraste". Hay cosas que cambian y otras que no. Los ojos se apagan, la espalda se curva...

Antes era difícil copiar, ahora no. Ahora es fácil copiar, y fácil borrar también. Y eso último siempre se ha mantenido. Simplemente ya no se necesitan incendios.

Ver comentarios

1 comentarios:

F. Corrales dijo...

Lo más dificil cuando creamos notas originales pasa en internet, yo siendo enemigo del copyright sufro cuando alguien copia mis temas y ni siquiera menciona de forma disimulada la fuente.
Cuando crear "apaga los ojos, hace que duela la espalda, y junta el pecho con el estómago" comienza uno en odiar a los amigos del "copy paste"

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.