Reproduciendo un discurso: La Nación sobre Osama Bin Laden







Repetir un discurso es fácil. Se trata de leer un poco lo que ya ha dicho uno que otro "especialista", ponerlo todo junto y decirlo con convicción. Pero además de decirlo, identificarlo es fácil también: siempre se enfocan exactamente a las mismas causas, las mismas explicaciones y, por lo demás, casualmente tienen la misma "precisión".

No sé si soy el único, pero me sorprendió el editorial de este sábado 7 de mayo de La Nación. Se tituló "Un capítulo del terrorismo termina", y versó -podríamos decir, con felicidad- sobre la muerte de Bin Laden. El editorial, haciendo una recapitulación "apegada" a la "realidad" de los hechos, celebra con ahínco la muerte de Bin Laden por ser promotor de miles de muertes y destrucción alrededor del mundo. Pero aunque hasta aquí no pareciera haber mayor incoherencia, ignora algunos detalles importantes.

El editorial (como siempre, anónimo) habla de que Bin Laden provenía de una "acaudalada familia saudí", pero omite que George Bush Padre era cercano en negocios al padre de Osama Bin Laden, y que George Bush hijo era amigo de negocios de Osama Bin Laden y, antes, de su hermano mayor, Salem Bin Laden. Informa, también, que "el joven Osama pronto evidenció la vocación radical que lo llevó a incorporarse a la lucha antisoviética de los mujayedines y talibanes en Afganistán", pero no dice que el entrenamiento, financiamiento (lógicamente) e inclusive la instigación de esa lucha antisoviética fue estadounidense o, más específicamente, de la CIA.

Además, a pesar de hablar con muchas cifras (muy exactas, lo que normalmente es raro en estos casos), asegura que "según los sondeos en Estados Unidos, bin-Laden ha sido considerado el Hitler del siglo XXI, la encarnación máxima del mal y el odio.", sin, por casualidad, ponerse a hablar de números como para comparar. Tampoco toca el tema de que el Nóbel de la Paz, Barack Obama, decidió "matar" a Bin Laden sin un juicio previo. No dice nada de esto. ¿Por qué? Porque, en efecto, el editorial está repitiendo el discurso casi exacto de Fox News, CNN, NBC y demás cadenas conservadoras estadounidenses. ¿Por qué lo hace? Esa es quizá una mejor pregunta. Es más, hasta sería bueno preguntarse por qué hicieron un editorial sobre este tema.

Hacia el final, el editorial señala que Al-Qaeda no es más que una franquicia. Según se dice en algunos lugares, pareciera que, en efecto, Al-Qaeda podría haber quedado reducida a eso, sólo un nombre. Pero hay posturas que indican incluso algo más: Al-Qaeda nunca fue más que una franquicia. De hecho, hasta la confiable BBC hizo un documental al respecto: "Al-Qaeda doesn't exist", donde se relata y demuestra, por ejemplo, cómo las fuerzas militares norteamericanas y británicas bombardeaban y bombardeaban sin encontrar base alguna del grupo. Si la organización no existe, la muerte de Osama es, al final, un golpe mediático; algo que va más allá de la muerte o no del propio Osama Bin Laden y de la existencia de todos esos "radicales estadounidenses" convertidos por algún "talibán" en Youtube. Es encontrarle la justificación a gastar millones de millones de dólares en una guerra contra un fantasma al que se le atribuyen (palabra importante) menos de 10 mil muertes anuales en el mundo, cuando solo por falta de comida mueren más de 20 mil personas al día. Sumemos falta de agua, enfermedades curables, tratables y prevenibles.

Sin querer dejar de lado el editorial (que al fin y al cabo es un signo de todo esto), para terminar es quizá conveniente citar a Eduardo Galeano (1998):

"¿Nace una estrella? A mediados del 98, la Casa Blanca lanza otro villano a la cartelera mundial: responde al nombre artístico de Usama bin Laden, es fundamentalista islámico, lleva barba y turbante, y en el regazo acaricia un fusil. ¿Hará carrera esta nueva figura estelar? ¿Tendrá buena taquilla? ¿Logrará demoler los cimientos de la civilización occidental, o será no más que un actor secundario? En el cine de terror, nunca se sabe." [pág. 77]

Publicar un comentario en la entrada

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.