Plan Fiscal: las "intocables" Zonas Francas

¿Son tan "intocables" las Zonas Francas? Resulta que la última versión del plan fiscal propone dos cambios en los impuestos de las Zonas Francas (ZF): 
  1. Que paguen el 15% sobre los dividendos distribuidos; para empresas que ingresen al régimen después del 2015 y para los contratos que se renueven después de ese año. 
  2. Que esas mismas empresas paguen impuestos municipales a partir del 2015 (hasta un máximo de $100.000 y con la posibilidad de que el Consejo Municipal del Cantón donde se instalen se los exonere o rebaje).
Por tales motivos, los defensores de las grandes empresas, el capital y la desregulación del mercado, salieron a reclamar y a profetizar la debacle de la economía costarricense. Primero, porque las empresas "se van a ir"; luego, porque "no van a venir"; y por último, porque "van a invertir menos". Saltaron voces por muchas partes. La misma Intel (a la cual Fran Robles planteó hacerle una "Inteletón") dijo que ponía en duda más inversiones por la "inestabilidad" fiscal. PROCOMER, muy "oportuna" y rápidamente, sacó un informe donde se habla de las maravillas de las ZF, como que por cada $1 exonerado le dejaban $8 de ganancia al país.

Sin embargo, después de un poco de análisis, se observó que los cálculos eran algo exagerados: dicho estudio contradecía a una investigación (realizada por Isaías Coelho) que cuenta incluso con el apoyo del "Sacro Santo" FMI (¡y también a estudios donde participó el Ministro Herrero!). Esta investigación asegura que, al contrario, poco a poco hay que quitarle los beneficios a las ZF porque promueven la inequidad en el mercado, violan las normas de la OMC (esos beneficios se consideran subsidios) y porque las razones para que las empresas se queden o inviertan, suelen ser otras, como la calidad de la mano de obra o la estabilidad política del país.

Además, el informe de Coelho dice que los estudios de PROCOMER tienen serios errores metodológicos. Asegura que el cálculo de un estudio anterior de esa institución, que decía que por cada $1 exonerado las ZF daban $5,6 de beneficio para el país, incluía datos que inflaban la cifra. Según Coelho, de quitarse esos cálculos "erróneos", la relación termina siendo en realidad de $1,2 de beneficio por $1 exonerado.

Todo este episodio recuerda campañas de miedo, donde se lanza una cortina de humo que pretende mantener o aumentar beneficios para los poderosos aduciendo que los beneficios actuales para el país se van a perder. Por supuesto, uno de los objetivos de ese discurso son las personas que trabajan allí, a quienes generalmente les ponen en tela de duda su empleo. En tiempos del TLC con los EEUU, muchas empresas incentivaron-obligaron a sus empleados/as a apoyarlo, con el argumento de que, en caso de no aprobarse, sus empresas se irían del país. El TLC se aprobó e igualmente las empresas se fueron. Asimismo, PROCOMER fue de los actores importantes en promocionar a puro miedo (y no con argumentos reales) dicho tratado.

Las Zonas Francas han gozado de grandes privilegios durante muchos años. Si bien hay que tratar el tema con cuidado y objetividad (como PROCOMER no lo hace), pues tienen el 3% de la fuerza laboral del país, el 51% de las exportaciones en el último año y mucho peso en el PIB, no es posible que tanta riqueza generada no permita financiar todos esos factores de los que se benefician las mismas ZF (salud, educación, estabilidad social, etc.). Por más que digan que ese impuesto "no va a generar nada" en términos relativos, desde mi punto de vista, eso debe cambiar. Las ZF no son intocables.

En los últimos días, ElPaís.cr publicó que el PAC podría ceder por completo los impuestos a ZF. Si esto se hiciera se iría al basurero un punto valioso de este plan fiscal, cediendo ante presiones que, en el fondo, responden a una táctica de miedo.

+: Actualización: La campaña CostaRisa muestra precisamente como responde la estrategia del miedo ante este panorama.

+: Este post es parte de una serie sobre el tema: Post anterior (la vía rápida para el plan fiscal) 
+: Post siguiente (IVA y regresividad)
+: Otras opiniones al respecto.

3 comentarios:

Benjamín Piza Arrea dijo...

Me parece importante aclarar lo siguiente:

1. Hace dos años se reformó la Ley de Zonas Francas en Costa Rica, con esta reforma se ajustó el Régimen de Zonas Francas a la OMC, por lo que es incorrecto afirmar que el Régimen de Zonas Francas en CR tal y como existe hoy viola la normativa de la OMC. Además, esta reforma a la LZF modificó los incentivos fiscales de este régimen para que las empresas paguen impuesto de la renta por lo que también es falso afirmar "que no pagan nada".

2. El problema central es el mensaje de incertidumbre que le estamos dando a los inversionistas. Como mencioné, hace sólo 2 años se aprobó esta reforma con una amplia discusión acerca del RZF y esta fue votada de manera unánime en la Asamblea Legislativa (incluyendo todos los votos del PAC); ahí se decidió cuánto y cómo debían pagar impuestos las empresas en zona franca. Ahora, sólo 2 años después venimos a cambiar las reglas.

3. El aporte de las empresas en zona franca a la generación de empleo es importantísimo, sobre todo para la gente joven. Un 37% del empleo privado en Costa Rica es generado por este tipo de empresas, casi la mitad de las compañías en zona franca son de servicios y la edad promedio de sus trabajadores es de 24 años.

Lo que me parece intocable es el empleo, más aún entre tantísima gente que se gradúa de las universidades y colegios técnicos todos los años y está buscando una oportunidad en el mercado laboral. Si tocan a las zonas francas, para ellas nada pasa, simplemente van a escoger otro lugar adónde operar antes que Costa Rica como Colombia, Panamá, Malasia… competidores sobran trabajo no.

Simón dijo...

Hola Benjamín, bienvenido al blog y a la discusión. Nunca mencioné que las ZF no pagaran "nada". Menciono que con las grandes ganancias que tienen las empresas en ZF, debería poder financiarse ese ambiente en el que están inmersas. Cuando afirmás que se cambian las reglas, la pregunta es: ¿Para quién se cambian las reglas? Como dice en el proyecto de ley, la aplicación de estos cambios es para los nuevos contratos a partir del 2015. Esto es decir, que a muchas empresas les seguirá rigiendo la ley que usted menciona. Así que el cambio no es necesariamente "2 años después". Es 2 años después legislativamente hablando, prácticamente no. Y el empleo: es reforzar el argumento del que ya hablé. ¿Quién dijo que van a cerrar? Ninguna empresa (ni Intel) dijo que se van a perder los actuales empleos. Esta especulación es solo de los sectores que quieren mantenerle un privilegio a las grandes empresas (que progresivamente y con cuidado debe quitarse). Si una empresa de estas va o viene depende de otras razones y no de ese impuesto (y para afirmar esto hay estudios sobre la competitividad [debe recordar q no soy economista ni nada por el estilo]).

Simón dijo...

Y muchas gracias por el comentario, la verdad creo que lo más valioso es aumentar la discusión sobre el tema, porque el tiempo es poco y la información también. :)

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.