Las palabras correctas

Las palabras que escogemos, ¿Cambian el contenido de nuestras frases? Elegir unas u otras palabras para externar lo que decimos depende de muchas cosas. Esa elección, en la mayoría de los casos, la hacemos automáticamente y casi sin meditarlo, dependiendo del momento, la persona, la intención, etc. No hablamos igual durante una entrevista de trabajo o en una salida de viernes por la noche con compas. El que esa elección exista (sea o no pensada) tiene razones lógicas: el lenguaje nos posiciona, dice quiénes somos, qué pensamos sobre lo que hablamos, cómo queremos ver el tema y cómo queremos se vea.

Curiosamente, a quienes pertenecemos al área de las ciencias sociales, muchas veces nos critican por promover el uso de una u otra palabra en específico para algún tema. Se nos dice que usar cierta palabra "no cambia nada", porque, por ejemplo, mencionar a las mujeres en el lenguaje cotidiano no quita las desigualdades o porque decir "indios" da lo mismo que decir indígenas. Pues bien, decir que la palabra "no cambia nada" va en contra, si se quiere, de la misma naturaleza de la persona: eso que involuntariamente hace que hablemos distinto cuando estamos "ligando" o cuando compramos en el mercado. El lenguaje refleja nuestra visión, nos marca. 

Por ello, les propongo un "kit básico" (por supuesto, sujeto a recomendaciones y muy básico) sobre temas comunes en que las palabras pueden hacer mucha diferencia. Si nuestra intención no es discriminar o irrespetar a las personas por su género, etnia, condición, etc., todo bien: es dar el paso para romper el esquema poco a poco. Si por el contrario, alguien lo hiciera con toda la intención de provocar malestar, repensémoslo: ¿Son lógicos esos conflictos? ¿O se me "pegó" de una "tradición" que yo no "inventé"?

Un "kit básico": 4 temas y sus palabras                
  • Lenguaje inclusivo (Género): Este tema genera mucha discusión: se tiende a decir que es cansino e innecesario. Pero para utilizar el lenguaje inclusivo no es perennemente necesario el exhaustivo "Profesores y profesoras". En ocasiones habrá necesidad de usarlo, pero la mayoría de las veces podremos sortearlo: profesores y profesoras = cuerpo docente, redactores y redactoras = la redacción; cuando decimos "personas" o "gente", se incluyen a hombres y mujeres; al enumerar podemos decir: "pintoras, escultores, ceramistas, bailarinas y actores" y ya proyectamos la diversidad sin aburrir ni repetir. 
  • Personas con discapacidad: Ese es el mejor término. Las personas por no poder ver, oir, caminar, tener una lesión, etc., no son "discapacitadas": su condición quizá provoca que usen "otro camino" para hacer las mismas cosas que quienes no la tienen, pero no que no las puedan hacer. Términos como "inválido" o "lisiada" son los peores sin duda.
  • Indígenas: En el ideal, debería utilizarse el gentilicio del pueblo indígena: "Bribri, Maleku, Ngöbe". Pero en general, indígenas es la palabra a la que se ha llegado por consenso. Se debe evitar "indios" (gentilicio de la India), "aborígenes" (remite a "primitivo") y, especialmente, "reserva indígena" (alude a una especie de "zoológico" para "ver" personas). En este último caso, conviene "comunidad" o "territorio indígena".
  • Migrantes: Toda persona que cruza fronteras inmigra y emigra al mismo tiempo, así que migrar engloba en sí todo el proceso. Respecto a este tema, es común oir de periodistas el término "ilegales" usándolo para personas cuyos papeles no están en orden. Una persona en sí misma no es ilegal: tiene un status migratorio irregular o simplemente se encuentra indocumentada. Decir "ilegal" le arrebata los derechos a una persona que sí los tiene.
Les invito a repensar el lenguaje no solo en estos temas, sino en muchos otros en que las palabras, de verdad, pueden hacer la diferencia.

2 comentarios:

Dannier Orozco dijo...

Esta genial, cuando termine de leerlo, quería más información.

Simón dijo...

Gracias mae. Hay otros temas, como personas sin hogar, que en medios también es común "indigentes", "pordioseros", etc. Personas sin hogar engloba todas las historias y las une en la misma condición. No todos piden dinero, no todos están ahí por "vagos", etc. Son historias muy diversas.

Saludos.

Publicar un comentario

Deje su comentario, cualquier aporte se aprecia. Todo spam o comentario discriminatorio será borrado.