Walter Rojas, anestesiólogo: "La huelga es una medida de presión justificada"

0 comentarios
No hay crisis más clara. Tras iniciarse una huelga de anestesiólogos/as, la Caja merma en quizá su labor más importante: las cirugías. Se contabilizan casi 2000 canceladas por todo el país, y aparentemente no se ve luz en la negociación, por lo que la Junta Directiva (JD) tomó la decisión de aplicar medidas legales y administrativas al gremio. Más allá de estar a favor o en contra de sus posturas de antemano, me pareció importante tener un acercamiento un poco más claro para que las evaluemos. Por eso, entrevisté al anestesiólogo Walter Rojas Rivera, de Pérez Zeledón, activo en el movimiento. Aquí un resumen.

En los medios se ha dicho que ustedes piden 15 días de vacaciones profilácticas y 5% de sobresueldo por peligrosidad. ¿Es solo esto o algo más? 
La parte más importante de la petitoria es que se mejoren las condiciones laborales, sanitarias, de equipo y de infraestructura. Consecuentemente, pedimos vacaciones profilácticas, para lograr una desintoxicación física y mental. El 5% es un plus asociado, que ya reciben, por ejemplo, ortopedistas, neurocirujanos o radiólogos por la exposición a radiaciones. Nosotros nos exponemos además a contaminaciones por fluidos y por sobrantes de gases anestésicos generados en la sala, que no se evacúan. El más afectado es el anestesiólogo.

La imagen de esta huelga es que es abusiva. Incluso se declaró ilegal en un juzgado. ¿Cuáles son las razones para que la huelga sea la opción que toman? 
Vea, en el 2006 se iniciaron acciones por diferentes vías, Sala IV, Salud ocupacional. La Asociación de Médicos Anestesiólogos (AMA) pidió un estudio a la CCSS, que valoró que estamos hipertensos, con colesterol alto, estrés, sedentarismo, obesidad; hacemos muchas guardias, estamos fuera de casa 3 ó 4 días enteros. En enero 2011 se llega a un acuerdo con Rosa Climent para las vacaciones. Vinieron los cambios y Zeirith Rojas, nuevo gerente médico, desconoció esto y se tomaron medidas represivas. Cercenan el derecho a huelga, argumentando falsamente que la salud de los pacientes no atendidos corre riesgo. No se atienden pacientes programados electivamente, que pueden esperar en el tiempo. Los de emergencia sí se atienden.

¿Por qué no se llega a un acuerdo con Zeirith Rojas? Seguramente se cree que habría un efecto dominó. Todo el personal expuesto querría optar por lo mismo. De cualquier manera, ya hay empleados como fitopatólogos o secretarias de rayos-X que tienen vacaciones profilácticas y no están expuestos a ningún peligro, así que no entendemos por qué a nosotros no nos las dan. Tenemos el estudio, el sí de la anterior Gerencia Médica. Económicamente, sería 5%, que nosotros hasta podríamos obviar. Operativamente, las vacaciones se cubrirían por los médicos en servicio. No entendemos la negativa. Recién se presentó una nueva propuesta de negociación. Aún no hay respuesta.

¿Cuáles son los fundamentos que se dan del otro lado de la mesa? 
Ninguno. La respuesta final es simplemente "no proceden las vacaciones profilácticas para anestesiólogos".

Casi 2 mil cirugías canceladas, para personas que no son culpables del desacuerdo. ¿Le parece correcto este método y la terrible situación que provoca? Desde nuestro punto de vista, es una medida de presión justificada. No ha habido una instancia de negociación. Con Climent ya teníamos esto resuelto, pero con Rojas todo se vino al suelo. Comenzamos con paros progresivos, pero se ignoraron. Al final llegamos a esto. Desgraciadamente, el Gobierno y la JD le tratan de echar la culpa de la crisis a los médicos. El movimiento está intentando que se mejore la calidad de las salas de operaciones, del servicio, de los equipos, del ambiente. Todo esto repercute para el paciente de manera positiva.

¿Qué se plantean ante el inicio de los despidos recién anunciados?
Todo esto está siendo llevado ante los tribunales. Nosotros tenemos ya una contrapropuesta. Los despidos no van a proceder porque se violenta el derecho a la manifestación.

¿Aunque se haya declarado ilegal la huelga?
Aquí todas las huelgas se declaran ilegales en un inicio. Pero falta apelar la decisión del juzgado, ahora ante un tribunal. No entiendo cómo se despide antes de siquiera resolver en tribunales con certeza.

Las razones de la falta de anestesiólogos/as en Costa Rica son de planificación. Es claro que debe cambiar, y sería un proceso de varios años. ¿Ustedes están incluyendo en sus peticiones medidas de más largo plazo? 
Sí, en la petitoria también se solicita que se reevalúe la cantidad de anestesiólogos que se están formando, de hecho hay un estudio de la AMA que se presentó a la JD, que dice cuántos anestesiólogos se ocupan. Sin embargo, ahora el CENDEISSS dice que no se abrirán plazas el otro año para especialización en ningún área, supuestamente porque no hay dinero.

En su opinión, ¿Qué tiene que suceder para que termine este episodio?
Flexibilidad de la JD. Talvez en este momento no están en condiciones de que se implementen las vacaciones profilácticas, pero que se firme un documento que asegure que en el 2012 o 2013 se va a hacer. Igual, nosotros estamos recelosos de esos documentos firmados, porque ya nos rompieron un acuerdo antes.

¿Y ve cercano ese acuerdo? ¿Hay disposición?
Hasta hoy lo había visto nublado. Ya hoy escuché un tono más suave, con el apoyo del 80%, que se han unido sin que medie ni siquiera el sindicato. El próximo lunes habrá llamado de la Unión Médica, por lo que es probable que el paro llegue al 95% y eso los haga cambiar de opinión.

El "delito" de luchar por el ambiente

0 comentarios
(Invitado: Diego Molina)

“A ellos no les importa ganar o perder las demandas, el tema es callar”, reiteran los demandados. Su delito: luchar por la conservación del medio ambiente.

Tres abogados, dos líderes comunales y un comunicador son una pequeña muestra de las muchas personas que han sido demandadas o reprimidas por combatir intereses de empresas y funcionarios públicos que tratan de lucrar provocando daños ambientales o eludiendo procesos legales que entorpezcan sus objetivos. Estos seis demandados compartieron sus experiencias en el foro “Criminalización de la protesta socio-ambiental”, llevado a cabo en la Universidad de Costa Rica

Edgardo Araya, uno de los abogados que se trajeron abajo en Tribunales la concesión dada a Industrias Infinito para extraer oro en Crucitas de San Carlos, considera que la criminalización de la protesta es una “forma de amedrentar, de callar la denuncia”.

A él lo acusaron de difamación y calumnia por declaraciones dadas a la prensa sobre la empresa minera, al igual que a otros dos expositores del foro y también abogados: Nicolás Boeglín y Jorge Lobo. Si bien a ellos las demandas no los intimidan por su experiencia legal, a “un dirigente comunal que le llegue una notificación de demanda por 200 millones de colones se le cae la vida”, en palabras de Edgardo Araya.

Así lo confirman los testimonios de Oto Méndez y Erling Rojas. Al primero lo demandaron por denunciar a un consorcio turístico, que prefirió no nombrar, por contaminar el río Arenal y su caso está por comenzar en diciembre. Por su parte, a Erling Rojas lo demandaron por decir que la empresa Cementos David ha comprado voluntades en el poblado de San Rafael de Ojo de Agua regalando latas de zinc y pinturas. Por ello fue condenado a descontar 50 días de multa, sentencia que se encuentra en Casación. Ambas demandas fueron llevadas a cabo por parte del renombrado penalista y posible aspirante a la presidencia de la República Juan Diego Castro.

Una manera específica de represión. Para el comentarista del foro Héctor Monestel, del Consejo Universitario de la UCR, la represión a la protesta social consiste en un modelo de “represión preventiva”, que obedece más a una posición política que penal.

Este fenómeno se ha venido dando en el país tras la reforma al Código Penal del 2002, dada tras la lucha contra el combo del ICE, la cual pasó varias contravenciones al rango de delitos de cárcel, como lo son el delito de obstrucción (de la vía pública) y de resistencia (a la autoridad).

Más preocupante es el “delito de muchedumbres”, que según Monestel se ha venido utilizando recientemente en casos como el de un grupo de 24 personas que fueron detenidas en Limón en abril del 2010 por protestar contra la privatización de los muelles. El delito de muchedumbres se utiliza para evitar el deber legal de individualizar y probar las denuncias, lo cual se presta para arbitrariedades.

Para los participantes del foro, organizado por el programa Kioscos Socio-Ambientales de la UCR, las diferentes formas de criminalización consisten en una nueva política del miedo, donde no importan los argumentos, sino la intimidación.

De partidos, chuchingas y charangas

0 comentarios

A punta de "chuchinga", Fabio Molina, diputado del PLN, se ha ganado burlas, chistes y parodias como la de arriba, a cargo de El Burro de Licha. Y con razón. Su facilidad para convertir el debate en la Asamblea Legislativa en una charanga es apabullante. Pero si la forma ya resulta indignante, el fondo lo es peor.

El diputado le llama "chuchingas" a los diputados y diputadas que tienen, según él, "un deseo desmedido de hacerle la vida negra a la presidenta Laura Chinchilla”. Es decir, se queja porque "no dejan gobernar" a Laura Chinchilla y, por usar esa palabra, parece que se lo atañe a que lo hacen "porque es mujer".

Molina recupera el necio discurso de la "gobernabilidad" para un gobierno cada vez más desacreditado. Cuando escucho tan recurrentemente la frase "no dejan gobernar", y me acuerdo de Óscar "ojos azules" Arias, pienso en que les gustaría que cada palabra que diga Chinchilla se hiciera ley y que obedientemente los otros poderes y la ciudadanía asintiera cantando loas a su salvadora. Pero además, claro, cualquier oposición, además de "intransigente" y "antidemocrática" ("el pueblo ya escogió a su presidenta"), ahora es también "machista" y se le oponen a Chinchilla "por ser mujer" (Antes de que me caigan por esto, podrían preguntarle a casi cualquier feminista del país qué piensa sobre la labor de Chinchilla como mujer).

Que la oposición quiera recortar el presupuesto para el otro año es "chuchinguismo politiquero", segun Fabio Molina. Bueno, según yo, además de su actuación, que el PLN no quiera sesionar mientras la oposición quiera recortar el presupuesto es "charanguismo", querido FUAbio. No sé si es mi mala memoria pero me parece que el PLN muchas veces ha llorado por esta técnica tan "impopular". Tanto hablan de que la Alianza fue concebida nada más para tener al Presidente de la Asamblea, ¿Cuál es el partido que ahora no deja hacer nada?

Y ya que tan atractiva aparece esa palabra "Gobernabilidad" (como sinónimo de "hacer lo que nos dé la gana", generalmente nada bueno), es importante recordar que vivimos en un país cuya democracia cada vez parece menos una y que, en cualquier caso, si quieren hablar de las jerarquías (no es lo mío, pero sí de Molina) y de quién le hace caso a quién, el Primer Poder de la República es la Asamblea Legislativa.

Del PLN cada vez salen más "personajes", revestidos de algún sorprendente poder. Gobernabilidad, eso es lo que quieren muchos de ellos. Seguramente gobernabilidad para hacer algunas "gracias" en los otros poderes e instituciones de Costa Rica.

Anti-noticia de última hora: las palabras Chuchinga y Chuchinguismo han sido aprobadas por la Real Academia Española.

Costa Risa: ¿De risa o de espanto?

3 comentarios
Terminar la serie de posts sobre el plan fiscal sin hablar de la campaña Costa Risa era desaprovechar una buena, aunque pequeña, oportunidad. Ya pasado el eco regalado por ciertos medios para el inicio de la campaña, parece ser un buen momento para hacerlo.

Costa Risa tiene un objetivo muy simple: provocar que la gente se oponga al Plan Fiscal. El problema central, por supuesto, no es ese. Es cómo lo hace y de dónde viene. Costa Risa aplica la lógica (ya tan criticada) de la propaganda político-electoral: reducir todo a frases huecas que despierten emotividad, desviando la atención a cosas que muy poca relación tienen con la verdadera discusión. A la cabeza de la campaña aparece ANFE, que nos da el indicio de qué sectores pagan la risotada y con qué intención profunda (porque no es explícita) se oponen al Plan Fiscal.

Plan Fiscal: IVA y regresividad

0 comentarios
Como había dicho antesa cada nuevo impuesto, habrá alguien opuesto. Este nuevo plan fiscal tiene opositores de muchos sectores: agricultura, empresarios, transnacionales, "ciudadanía". De diestra y siniestra le caen ataques. 

De hecho, otra de las principales discusiones sobre el Plan Fiscal es la propuesta de cambiar el actual Impuesto de Ventas (IV), de 13%, por un Impuesto al Valor Agregado (IVA), de 14%. La diferencia principal es que el IVA no grava solo productos, sino también servicios. Quienes lo apoyan dicen que esto mejoraría la recaudación, pues no habrá evasión al facturar como "servicio".

Plan Fiscal: las "intocables" Zonas Francas

3 comentarios
¿Son tan "intocables" las Zonas Francas? Resulta que la última versión del plan fiscal propone dos cambios en los impuestos de las Zonas Francas (ZF): 
  1. Que paguen el 15% sobre los dividendos distribuidos; para empresas que ingresen al régimen después del 2015 y para los contratos que se renueven después de ese año. 
  2. Que esas mismas empresas paguen impuestos municipales a partir del 2015 (hasta un máximo de $100.000 y con la posibilidad de que el Consejo Municipal del Cantón donde se instalen se los exonere o rebaje).
Por tales motivos, los defensores de las grandes empresas, el capital y la desregulación del mercado, salieron a reclamar y a profetizar la debacle de la economía costarricense. Primero, porque las empresas "se van a ir"; luego, porque "no van a venir"; y por último, porque "van a invertir menos". Saltaron voces por muchas partes. La misma Intel (a la cual Fran Robles planteó hacerle una "Inteletón") dijo que ponía en duda más inversiones por la "inestabilidad" fiscal. PROCOMER, muy "oportuna" y rápidamente, sacó un informe donde se habla de las maravillas de las ZF, como que por cada $1 exonerado le dejaban $8 de ganancia al país.